Marlene Jarquín González: “Con las tortillas trabaja toda la familia”

Marlene Jarquín Gonzalez, es una mujer de 35 años que reside en Teustepe  y con su familia se dedican a la elaboración y venta de tortillas. 

 “Aquí todos trabajamos. Nos levantamos a las 4 de la mañana porque él (Mardonio su marido) a las 7 de la mañana tiene que ir a entregar encargos a El Crucero (comunidad localizada a 2 kms). Él es el que va a moler el maíz al molino, porque  el balde lleno pesa y él tiene más fuerza”. 

Marlene y su hija Belinda las elaboran. Mientras una palmea la otra se dedica a voltear. El niño de 8 años, Harvey sale todas las mañanas con un cuaderno y lápiz a levantar pedidos donde sus clientes para entregar a domicilio. A las 12 del mediodía ya ha entregado y está listo para ir a la Escuela. 

Mardonio está a cargo de la nesquiza del maíz y entrega encargos en una comunidad cercana. También cuando tiene tiempo sale al campo a buscar la leña.

Tatiana, la hija mayor entrega y vende las tortillas por las calles del pueblo montada en bicicleta. 

“Diariamente vendemos entre 500 y 600 tortillas. Es nuestro negocio y de eso vivimos. Por eso todos tenemos que trabajar. Al niño le gusta apoyar, porque sabe que de ahí le damos para que compre en la Escuela” 

“El trabajo de las tortillas es seguro. Pero el humo nos había arruinado el techo. Porque aunque hacemos las tortillas en este bajarete, el humo se metía a la casa y hasta la ropa se nos hedía a humo. El gasto de leña también es bárbaro. Diario gastábamos C$140.00 (ciento cuarenta córdobas). Ahora con la estufa mejorada gastamos la mitad. El ahorro es grande. Todos estamos agradecidos por el proyecto, porque no tenemos humo en la casa.” 

“El primer día las tortillas se nos quemaban, mi hija Belinda no se acostumbraba. Pero le buscamos el modo y ahora hasta 9 tortillas sacamos al mismo tiempo. Ya no nos fogueamos, ni tragamos humo. En la estufa también cocinamos. Tenía guardada  unas pailas que son de las que no se ponen directamente en leña. Las ponemos sobre la plancha y ahí hacemos el arroz, los frijolitos. Así que nos sirve para todo.